El equipo BierzoMotor Competición se enfrentará este fin de semana a un terreno completamente desconocido como es Portugal. El equipo berciano ha puesto rumbo al país vecino para disputar la segunda cita de la temporada dentro de la Copa Suzuki Swift, que tras su paso por Córdoba formará parte del Rali de Castelo Branco.

Un fin de semana en el que además el equipo contará con varias novedades, empezando por el coche. Después de participar en la primera prueba del año con una unidad de ARC, Alfredo Sal se pondrá al volante del Swift ex-Rico, con el que ya pudo completar algunos kilómetros la semana pasada en la Subida a Muncó.

Una unidad que seguirá estando a cargo del equipo de Ángel Pérez pero que tendrá un cambio más en el asiento de la derecha. Daniel Fernández, copiloto de Alfredo entre 2013 y 2016 de manera puntual, regresaba al equipo en el Rallysprint de Tierra de Villadangos y sustituirá de nuevo a Raquel Ruiz en Castelo Branco.

Después del discreto arranque de temporada en el Sierra Morena, marcado por los problemas mecánicos, Sal y Fernández parten a Castelo Branco con el objetivo de encontrar su verdadero ritmo dentro de la Copa Suzuki Swift. Y para ello tendrán por delante 103 kilómetros de tramos entre el sábado y el domingo.

“Correr en Portugal será una experiencia completamente nueva y tendremos que adaptarnos sus tramos. El equipo parte con muchas ganas a esta prueba y esperamos que la mecánica no nos juegue una mala pasada, como ya nos demostró en Muncó. El coche está preparado, el equipo también y esperamos poder quitarnos el mal sabor de boca de Córdoba en Castelo Branco. Por nosotros, y sobre todo por nuestros patrocinadores”

Leave a Reply